Free Hit Counter

Desambiguando

jueves, 19 de enero de 2017

¿Qué fue lo que más dolió del #Jitomatazo?



¿Qué fue lo que más dolió del #Jitomatazo? 


                Evidentemente no es manchar prístinos trajes con casimires de 100 mil pesos o relojes de 2 millones de pesos, tampoco las fingidas lesiones que genere un jitomate aguado.  Lo que le dolió a César Camacho fue la imagen personal que fue golpeada por lo que resta de su carrera política, se le señaló con nombre y apellido por quedarse con dinero que no le corresponde. 

                En países con economías y culturas democráticas mucho más avanzadas, una buena parte de políticos han pasado por huevazos, pastelazos, tomatazos o son arrojados a un basurero sin que estos sean actos condenables, para los políticos en México, este acto es equivalente a un atentado. 

                 Los legisladores se escudan entre ellos para autoimponerse sueldos y prestaciones inmorales, saben que el tratamiento en la prensa o en la opinión pública es contra “los diputados” o “los senadores”, casi nunca contra personas en particular. Exhibieron a un diputado y saben que el siguiente puede ser cualquiera de ellos y el miedo los hizo sobre reaccionar, están acostumbrados al aplauso de sus clientelas, nunca a ser llamados a dar cuentas de manera personal.  Dejan de lado que ‘son distintos’ para proteger entre ellos mismos sus intereses políticos o económicos. Hacen un llamado al diálogo para quitarse de encima la opinión pública, cuando nunca han tomado en cuenta a sus electores. Quienes aspiran a vivir de manera deshonesta son el dinero de los demás también han reaccionado.
                Por más críticas y opinadores oficialistas escandalizados por la “ola de violencia” de los jitomates, se logró el objetivo de hacer que los diputados dejaran de esconderse entre ellos. Los que devolvieron el bono salieron a dar la cara, los que no, a tratar de defender dinero que no es suyo.  Seguramente a fin de año no será el mismo bacanal de billetes en congreso, por lo menos no con el mismo descaro.  
posted by Enrique Vargas at 12:31

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home